Se ha producido un error en este gadget.

jueves, marzo 09, 2006

¿Sacrificados ejecutivos o calientasillas?


Ayer, en una clase con mis alumnos del Global MBA de ESEUNE en la que hablábamos de la TIC y productividad en Europa comparada con la de Estados Unidos, una alumna comentaba que no entendía por qué los españoles somos tan poco productivos aun metiendo tantas horas extra “sumergidas”.

Es cierto. En muchas empresas la gente se queda más allá de su horario de trabajo (hasta que se marcha el jefe). ¿Produciendo o calentando la silla?

Esas horas extra que permanecemos en nuestro puesto de trabajo no tienen repercusión en la “cuenta de resultados” de nuestro país, ya que nuestro producto interior bruto per-capita (PIB entre personas que trabajan) es inferior a la mitad del de Estados Unidos y está en la cola de la Europa de los 15 (ahora que me doy cuenta…siempre hablo de dos Europas: unas veces la UE y otra la Europa de los 15)

En España, el que se queda delante de su ordenador más allá de su horario de trabajo es un ejemplo a seguir: un trabajador que mira por su empresa. En otros países, el que se queda más tiempo, es un inútil ineficiente que no es capaz de hacer lo que tiene que hacer en el tiempo normal.

Vivimos en el Era Digital; las empresas utilizan más TIC que nunca: correo electrónico, ERP, CRM, teléfonos móviles…Tecnología que debiera haber mejorado nuestra productividad. Pero las 14 horas diarias que algunos meten en su puesto de trabajo no se traducen en mejora de la productividad del país.

¿Es un problema de gestión de tiempos? ¿Es un problema de procesos? ¿Es que a la gente le gusta calentar la silla? ¿Es que los españoles que trabajamos con un ordenador dedicamos la jornada a chatear, escribir emails a los amigos, leer noticias, hacer compras….? Espero tus ideas y comentarios. Contribuirán a identificar el agujero que nos lleva al pozo de la ineficiencia.

7 comentarios:

Silvia Pinto dijo...

Lamentablemente creo que todavia en muchas empresas existe la filosofía de que el buen trabajador es el que está mas tiempo en la oficina. De hecho, muchos ejecutivos/as "presumen" de la cantidad de horas que trabajan. Estoy de acuerdo contigo en que quien de forma continuada se tiene que quedar para terminar sus tareas, posiblemente sea porque ó ha estado perdiendo el tiempo ó no sabe organizarse, ó ambas cosas a la vez.

A mi me encanta observar a la gente y efectivamente se puede comprobar que un alto porcentaje del tiempo que se debería emplear en realizar gestiones de trabajo es utilizado para enviar mails a los amigos, para hacer gestiones telefónicas desde la oficina porque sale mas barato, a tomar cafe, a salir a fumar un cigarro porque ya no se puede fumar en la oficina, a reuniones infructuosas sin orden ni concierto y por tanto sin un resultado claro, a preparar nuestras vacaciones por internet, a comentar con nuestros compañeros el partido ó la película de la noche anterior ...

Todo esto influye directamente en la productividad general y en nuestra imagen de poco productivos, perdiendo oportunidades de crecimiento.

Lo peor de todo no es el tiempo que se pierde, que es un importante porcentaje de la jornada, (¿un 50%?),sino que el día que efectivamente hay una carga de trabajo mas grande, nos desesperamos porque no podemos perder el tiempo que habitualmente perdemos.

Si nos pagasen por minutos efectivos me temo que nuestras nóminas se verían drásticamente reducidas.

También he observado, que aunque a la hora de perder el tiempo estamos bastante igualados hombres y mujeres, en el cumplimiento del horario solemos ser mas estrictas las mujeres (quizá porque somos conscientes de la multitud de tareas que nos quedan pendientes fuera de la oficina)

Enrique de la Rica dijo...

¡Que razón tiene Silvia! Resulta que esta sociedad se lleva decir que trabajamos mucho (de reunión en reunión, de feria en feria, hasta arriba de trabajo, saliendo a las 9...) ¿pero no nos damos cuenta que quien trabaja tanto no tiene tiempo para otras cosas más importantes? Entre ellas....¡¡¡APRENDER!!!. Sigue habiendo muchas personas que no se matriculan en un curso porque es muy largo...porque es entre semana...y claro....¡¡¡hay que trabajar!!!....Así nos luce el pelo.

Me apunto al sistema de remuneración de Silvia: por resultados; por efectividad (me temo que los sindicatos bloquerán nuestra propuesta)

Y reconozco que tiene razón cuando dice que las mujeres pierden menos el tiempo que los hombres en el trabajo. Son más productivas y eficientes que los hombres...pero eso no es solo en el trabajo.

Robby dijo...

En un trabajo como el que indica Enrique en su post, es facil tener que meter más horas que las normales para el quehacer diario.
No obligadamente en la oficina calentando la silla, incluso gente que trabaja de forma telemática. Estar conectado tiene ventajas y desventajas. Estás expuesto a numerosa información en tiempo real que tratas de absorber y que te quita tiempo para tu tarea, pero realmente ello tambien enriquece el trabajo que se realiza aunque no se refleje en la cuenta de resultados de la empresa (conocimiento sumergido). Hoy en dia existen muchas herramientas que facilitan la lectura y análisis de la "actualidad" y que optimizan esos minutos de distracción, pero no todas las personas las conocen y aplican. Quiero decir, que para estar "enterado" de más o menos las novedades no hace falta entrar en las paginas de tus favoritos, esperar a su carga, realizar la busqueda de la sección en concreto y leer. Cada maestrillo tiene su librillo, se suele decir.
El otro caso es el consumir tiempo de "oficina" para una distracción menos lucrativa, telefono personal, email de amigos, cigarrillo... De siempre se han hecho llamadas telefonicas para "asuntos personales" en horas de trabajo y si, es cierto que ello no reporta al empresario ningún beneficio. Hoy en dia además, disponemos de herramientas informaticas que "enganchan" más que una llamada telefonica, e incluso son más disimuladas.Todo está oculto tras la pantalla. El messenger es un claro ejemplo de tecnologia colaborativa, que haciendo buen uso de ella puede resultar altamente productiva, incluso más barata que una llamada telefonica. Pero hay que ser consciente que en ella dispones de un amplio listado de contactos de los cuales conoces de primera mano el estado de conexion en el que esta, por lo que estas expuesto a que te comuniquen o comunicar. Tu decides.
Lo que dice Silvia es cierto,el problema es cuando existe mayor carga de trabajo, y comienzan los agobios. O cuando además de "perder" ese tiempo no cumples con tus tareas diarias aúnque voluntariamente debas meter más horas, mirando el reloj para apagar el sistema.
En cuanto a la diferenciación entre hombres y mujeres... no me he parado a pensar si realmente eso podria ser asi. Recuerdo haber leido un estudio, pero ahora no se donde, en el cual destacaba que el hombre se despista mas buscando una u otra informacion que una mujer, que va mas a lo concreto. Será cuestión de genes, como en otras cosas.

De lo comentado, deduzco que... producen más las personas que no trabajan delante de un ordenador, y cumplen rigurosamente su horario, o tienes menos armas de distracción por minuto.

De todos modos en una empresa creo que debe haber de todo: Ocio y Negocio.
Tal y como decis ..., por ser honestos... deberemos descontarnos de la nómina estos minutos de "conversacion".

Jesús dijo...

Este es un tema muy comentado en las empresas.
realmente la cultura de "no me voy hasta que el jefe se vaya" está completamente extendida y es totalmente real.
En la presentación del último plan estratégico de la empresa 2003/2006, el Presidente de la Entidad dijo "sed listos y sed conscientes de que el tiempo pasa y os podeis estar perdiendo algo importante en vuestra vida; los directivos no deben estar en la oficina más allá de las seis de la tarde"
Un Subdirector General, ante estas palabras nos dijo "¡qué humano es nuestro presidente!" Y su reacción al día siguiente fué llamar a varias oficinas a las 7 de la tarde.
Y convocar una reunion al de tres días a las 6 de la tarde para decirnos a 22 personas que se estaba relajando la producción en la Zona.

Para mí este ejemplo ilustra la poca profesionalidad que existe en muchos directivos a la hora de evaluar términos como eficiencia, eficacia, productividad y , sobre todo, relaciones humanas.

Cuando este es el nivel de nuestros directivos, cuando no saben planificar una reunion por la tarde que no dure menos de 4 horas (tras 7 horas de trabajo ¿qué atención prestaras en un reunion de 4 horas?)y cuando pretenden que eso no afecte a tu vida personal (la familia tambien existe).

De esto me di cuenta hace años. Y planifiqué mi propia actividad de acuerdo a criterios reales de producción y de consecución de objetivos. Y sólo necesito prolongar mi jornada un par de veces cada més. Y cumplo mis objetivos.

Reacción: ser tachado de persona no involucrada con la empresa por algunos directivos.

Contestación: mejores números que la gente que va a dormitar por las tardes a la oficina y un incremento de mi formación con la realización de un Exec. MBA con Enrique, sin demasiados retrasos en su finalización.

El cambio de cultura de los directivos es vital. Sería este un proyecto precioso de reingeniera profesional y sobre todo personal.
Pero, ¿Hay alguno que se atreva, o que se deje?

Esa es la pregunta.

Silvia Pinto dijo...

En respuesta a Jesús, decir simplemente que si es el jefe el que obliga a extender la jornada laboral de forma continuada poniendo reuniones a última hora que se prolongan hasta tarde, es una falta de respeto hacia su equipo.

Espero que todos los cursos de management vayan orientados a concienciar a los ejecutivos de que su equipo es el capital de que disponen para conseguir sus metas y que si no lo cuidan, tarde ó temprano se volverá en su contra.

Enrique de la Rica dijo...

Lo que comenta Jesús es una verdad como un pino: ¿cuánta gente habla de la importancia de las personas, de su desarrollo, del talento, del conocimiento...cita a los Senge y Covey de turno como si todos los días almorzara con ellos....y luego en su día a día son unos aprendices de tirano? Creo que en muchos casos sobran las palabras y escasean los hechos

Eric dijo...

Muy bueno los temas de tu Blog te felicito.

Saludos

hoteles en panama