Share It

viernes, octubre 04, 2013

Los genios anónimos

Este quinceañero de Maryland cumple los estereotipos del típico adolescente al que no le invitan a muchas fiestas ni le eligen en la primera ronda para conformar los equipos en el recreo. Con un corte de pelo más propio de los Beatles y los 60 que del hip-hop, aspecto desaliñado…  Si te paras a pensar, en su día también fueron atípicos genios como Einstein, Mozart, Wozniak o Jobs.



Hace unos meses su familia fue golpeada por el cáncer. A su tío le diagnosticaron uno de páncreas y una frase se escuchaba constantemente en casa de Jack: “no hay nada que hacer”. Y tristemente, el guión siguió su curso imperturbable llevándose consigo a su adorado tío.

La rebeldía e incomprensión, propia de los chavales de su edad que todos perdemos con el paso del tiempo, se apoderó de Jack: ¿cómo era posible que en pleno 2012  no hubiera más armas que la resignación ante una enfermedad?

El chaval comenzó la guerra por su cuenta.  No hay enemigo pequeño cuando uno tiene 15 años (todos parecen gigantes cuando pasas de los 40).

Las clases de ciencia del instituto dejaron de ser un mero trámite y se apasionó por la química, los conductores, y en especial, por los nanotubos. Comenzó a leer todo lo que guardaba relación con el cáncer, incluyendo publicaciones científicas y material para doctores. Y, como no, los profesores le amonestaron en varias ocasiones por dedicar las horas lectivas a leer estudios sobre los nanotubos, el eje principal de la cruzada contra el cáncer de páncreas.

Y no solo en clase;  muchas horas robadas al sueño y a partidos de baloncesto con los colegas, telas de araña en la Xbox, meses si ver una película… Hasta que el talento, la constancia, la perseverancia y la pasión….dieron su fruto. El joven Jack Andraka había encontrado (al menos sobre el papel) un sistema de detección precoz de este fulminante cáncer.

Jack tenía asumido ya que una vez extendida la enfermedad, poco se podía hacer desde el punto de vista médico. Por eso sus esfuerzos se centraron en la detección precoz. Y ahí estaba: la fórmula cuadraba. Jack Andraka había encontrado un método de detección que humillaba en registros a los que actualmente se utilizaban, y contribuía, de esta manera, a salvar miles de vidas.

Emocionado, con la ayuda de su padre, decidió contactar por correo electrónico con las principales figuras de la ciencia de Estados Unidos. Institutos especializados, oncológicos, centros de investigación… no quedó nada por batir. Pero con la misma alegría que vivió el merecido entusiasmo de la victoria, saboreó el amargo trago de la derrota.

La soberbia y la incredulidad eran obstáculos demasiado elevados para superar, y las “eminencias” que abrieron el correo del entusiasta Jack borraron la misiva con una sonrisa complaciente. ¿Un niño de quince años me va a explicar cómo detectar un cáncer?

Fueron 200 los científicos contactados. Y199 las negativas. Todos…menos uno.

Anirbar Maitra, un patologista de la Universidad Johns Hopkins, no eliminó ese atípico correo electrónico de un crio de 15 años de su bandeja de entrada. Primero le llamó la atención. Después, le sorprendió. Y en tercer lugar, aceptó el reto y respondió al email del osado estudiante de instituto ofreciéndole su colaboración.

Juntos, el científico de Johns Hopkins y el adolescente de Maryland, trabajaron durante semanas, robando horas al sueño y a los fines de semana, hasta conseguirlo. La madre de Jack recuerda los gritos de su hijo a las 2:30 de la madrugada la noche en la cual él y su mentor consiguieron materializar físicamente la revolucionaria teoría sostenida hasta entonces en un papel.



Los mismos gritos de alegría que el joven Jack Andraka daría una semanas después al recibir el ISEF, un premio para jóvenes talentos patrocinado por Intel. El grito de la esperanza, el genio, la recompensa, la ilusión. Un grito que demuestra al mundo que el talento no conoce ni edades ni fronteras; no se esconde únicamente detrás de estereotipos, ni de las puertas con placa dorada en laboratorios o universidades. ¿Qué hubiera sido de Jack si hubiese hecho caso a sus profesores cuando le advertían por “descentrarse” y obsesionarse con los nanotubos? ¿Qué hubiera pasado si sus padres no hubiesen acompañado a su hijo en su pasión?

Probablemente la ciencia no dispondría de un método de detección del cáncer de páncreas 168 veces más rápido, 400 veces mas sensitivo y 26.000 veces más económico que los test convencionales.

Hoy podemos decir que miles de personas salvarán su vida al ser detectado su cáncer de páncreas con mayor antelación, gracias al talento de un chaval de 15 años. La próxima vez que vayas al colegio a recoger a tu hijo, fíjate en esos chavales. Llenos de fuerza, vitalidad, pasión, talento. Estas rodeado de genios anónimos a los que solo hemos de dar….una oportunidad. 

jueves, septiembre 26, 2013

A veces es necesario tener la pistola apuntándote. O te pones de rodillas o miras de frente al cañón que te apunta y resistes.


"Lo más emocionante para mí es ver cómo este equipo se ha convertido en un bloque compacto, unido por un objetivo. A veces es necesario tener la pistola apuntándote en la sien para lograr más unión. En esta situación o te pones de rodillas o miras de frente al cañón que te apunta y resistes. Creo que cada día hemos dado un paso más adelante".


James Spithill, patrón del Oracle. En 2010 se convirtió con 30 años en el patrón más joven en ganar la Copa América. Con un 8-1 en contra y con sus rivales a solo una victoria de llevarse la Copa de este año, apostó por el equipo, la unión, la motivación y la confianza para dar una vuelta a la historia y conquistar su segunda Copa América con solo 33 años. Grande.







¿La clave del éxito?

Al comenzar la Copa América el barco norteamericano se mostraba lento, inestable y torpe en las viradas, frente a un muy eficaz New Zealand, lo que permitió a este último ponerse a una sola victoria de triunfo final. 

Todo estaba prácticamente perdido. El último triunfo casi lo alcanzan los neocelandeses en una prueba en la que apenas soplaba el viento en la Bahía de San Francisco. Estaban arrasando...la embarcación estadounidense a más de una milla...se dirigían al muelle a recoger la Copa América....les quedaba un par de cientos de metros para cruzar la linea de meta...pero el tiempo establecido llegó a su límite y la regata fue anulada. Los neocelandeses tendrían que esperar una regata más.

Entonces el Oracle apostó por la perseverancia, la unión, el equipo y el talento. El trabajo conjunto entre la tripulación y el equipo técnico de Oracle permitió cambiar el rendimiento del enorme catamarán de 22 metros de eslora por 14 de manga, 340 metros cuadrados de vela en ceñida y menos de 6 toneladas de peso.

Desde ese momento las cosas cambiaron. Aunque no ha trascendido, porque todas las cuestiones técnicas son absoluto secreto, los norteamericanos habrían cambiado sus orzas (disponen de varios juegos) y ajustado el ángulo de ataque de los timones para lograr mejor sustentación sobre el agua, además parece claro que dieron mayor caída al mástil-ala, cambiando la configuración del plano de velas. 

Los ingenieros hicieron su trabajo. Y la tripulación el suyo. Evolucionaron las maniobras y entre todos consiguieron  que el Oracle de la segunda mitad de la Copa fuera muy diferente al de la primera. ¡Volaba en las ceñidas!

Los neozelandeses no daban crédito a lo que veía: 8-2, 8-3, 8-4, 8-5.... El Oracle no parecía el mismo de hace solo unos días. Y no gestionaron bien el "miedo": el New Zealand comenzó a cometer errores tácticos impropios de la calidad de su patrón. "Cuántas cosas pierdes...por miedo a perder".

En el sindicato americano ya no había miedo a perder. Con el 8-1, viendo a la embarcación neozelandesa a más de una milla rumbo a la meta...ya vieron la Copa perdida. Entonces dejaron a un lado el miedo, la vergüenza por perder la Copa en casa, la presión de los medios...y decidieron arriesgar.  Cambiaron la configuración de la embarcación y decidieron ir a muerte en cada pulgada..." porque cuando sumas esas pulgadas....una tras otra....eso es lo que marca la punta diferencia entre ganar y perder; entre vivir o morir.... O nos juramos ahora como equipo....o moriremos como personas"

martes, julio 16, 2013

Tú también puedes salvar una vida


Hace cinco años a mis amigos les dieron una de las peores noticas que unos padres pueden recibir. El médico les anunciaba que su pequeño de 5 años tenía leucemia linfoblástica.

Tras cinco años de lucha, Guzmán ganaba la batalla y superaba con fuerza la enfermedad. Tres años y medio después de finalizar el tratamiento, el niño estaba completamente recuperado, con una evolución extraordinaria…y llegaba la última prueba. “Hoy es el día”, dejaba grabado su padre 24 horas antes en el contestador de la Fundación Josep Carreras. El plazo que marcan los expertos para garantizar que no se producirá una recaída ya había sido superado. Pero la vida ha plantado un nuevo desafío ante esta familia. Cuando todo parecía superado el pequeño Guzmán ha sufrido una recaída tardía. Algo muy extraño, pero que en ocasiones puede suceder…y ahora ha sucedido.

Guzmán es uno de los muchos niños que necesita un trasplante de médula ósea. Es un procedimiento con una tasa de éxito cercana al 70% pero siempre a partir de la identificación de la médula compatible, el gran desafío en la mayoría de los casos. El 75% de los pacientes no la encuentran en el seno de su familia y lamentablemente este es el caso de Guzmán. Y de otros muchos niños. Por eso es importante difundir el cocimiento sobre la donación de médula ósea, un proceso muy sencillo, similar a un análisis de sangre (no estamos hablando de la médula espinal), que quizás pueda salvar una vida.

La donación de médula comienza con un trámite muy sencillo: extraer una muestra de sangre para conocer el perfil genético del donante. Esa muestra se da de alta en el registro de la red española de donantes de médula ósea. Cuando un paciente se ve en la necesidad de realizar un trasplante, se inicia el proceso de búsqueda en esa base de datos para identificar a la persona compatible. Puede que hoy tu médula no sea compatible con la de ninguna persona que la necesita. Pero tal vez lo sea dentro de tres, seis o nueve años;  y entonces habrás ayudado a que una persona continúe cada mañana sonriendo al abrir los ojos y ver los rostros sonrientes de las personas que le aman antes de comenzar lo más apasionante que hacemos las personas cada día: disfrutar la vida.

Cuando el pequeño Guzmán tenía 5 años no era muy consciente de lo que realmente le sucedía; como dice su padre, con un globo podías devolverle la ilusión. Ahora, con 11, Guzmán es un pequeño hombrecito que pregunta, investiga, comparte, siente; un hombrecito desconcertado pero con toda la fuerza del Universo en su interior para ganar una segunda batalla. Y las que hagan falta, porque podrá perder una batalla, pero Guzmán terminará ganando esta guerra. Cuando deseas algo con mucha fuerza el Universo conspira para que lo consigas.

miércoles, marzo 06, 2013

La vida sigue igual


Hace unos días un amigo me recordaba el largo periodo de inactividad en mi blog.  El motivo es sencillo: no tenía nada nuevo que contar. La situación continua siendo igual de grave que hace unos meses, con los mismos problemas y lo que es peor, misma tendencia.

Desde mi último post en julio de 2012 lo único significativo ha sido la actuación del Banco Central Europeo que contuvo la locura de la escalada de la prima de riesgo. Por lo demás, el 2012 continuó destruyendo empleo, cerrando empresas, desahuciando familias; el crédito ha seguido sin fluir (los fondos públicos han llegado a la banca española y la mayor parte se han invertido en Deuda pública: 300.000 millones que el BCE presta al 1% se invierten en Deuda al 5%...y esos mismos políticos demagogos que emiten Deuda porque no quieren redimensionar la administración piden “que fluya el crédito”), el déficit no desciende, la Seguridad Social con déficit…

Y así hemos comenzado 2013. ¿El último año de la crisis?, preguntan algunos. Más allá de los deseos de los más optimistas por encontrar rastro de los famosos brotes verdes, la realidad nos deja un país que no ha realizado las reformas y ajustes necesarios, con tensiones territoriales que agravan el panorama, telediarios que abren con casos de corrupción que salpican a los partidos, miembros del Gobierno, la Casa Real…; una Europa que entra en recesión, Alemania se estanca, la gobernabilidad de Italia en manos de un cómico o de un payaso y unos Estados Unidos con tremendos problemas fiscales con un Obama obligado a meter la tijera. Hacer ver que estamos cerca de la recuperación puede levantar la moral de la tropa, pero no caigamos en el error de creerlo.

Algunos celebran que el ritmo de destrucción de empleo está cayendo. Hace falta ser necio. No solo estamos asistiendo al crecimiento constante del número de desempleados, sino a la desintegración de las estructuras productivas de este país, que afecta a todos los sectores (industria, comercio, servicios…) y algunos piensan en celebrarlo.

Esta tendencia negativa seguirá a lo largo de 2013. Y lo que es peor: seguirá en 2014 (pese a lo que muchos creen…o quieren creer). Y seguirá mientras nuestros políticos no acometan la verdadera reforma que precisa este país: acabar con las obsoletas e ineficientes estructuras de las administraciones públicas. Pero, ¡ay amigo! Eso significa tocar el bolsillo de decenas de miles de políticos y politiquillos que han hecho de la función pública su empresa privada. Por eso los políticos prefieren pasarle la pelota el ciudadano y tirar de la subida de impuestos. No te acostumbres al 21% de IVA que antes de fin de año nos lo volverán a subir.

El mercado interior paralizado (cinco millones de parados, salarios en caída, subidas de impuestos, recortes….). El destinatario de la mayor parte de nuestras exportaciones (Europa) en recesión. China creciendo a una sola cifra. Estados Unidos sorteando el abismo fiscal…. El que vea que estamos a punto de salir de la crisis, que me lo explique. El simple hecho de pensar que las cosas están tan mal que solo pueden ir a mejor es el único argumento (por muy estúpido que sea) que se me ocurre puedan presentar.


Con todo, lo peor que percibo desde este observatorio que es una escuela de negocios, son los signos de desaliento de las empresas, que hasta la fecha, han sobrevivido de forma estoica a cinco años consecutivos de crisis. Con sus recursos financieros agotados, sin crédito, sin margen para ajustar sus plantillas, sin pedidos en Europa, con incrementos salariales ligados al IPC en los convenios, con una reforma laboral que en los tribunales de lo social es interpretada por jueces Robin Hood… Cada vez más desaliento en nuestro tejido empresarial. Muchos ven complicado aguantar en 2013….pero la cuestión es que el panorama para 2014….no va a cambiar (no estaremos en recesión como ahora, pero el crecimiento será ridículo y a todas luces insuficiente).

Seamos claros: el país está hecho unos zorros y la única esperanza se fija en una recuperación de la economía de nuestro entorno…que está lejos de producirse. “Ya hemos sobrevivido a otras crisis” dicen algunos; pero ahora no podemos utilizar la medicina que nos sanó en aquellas ocasiones: la devaluación. El Euro (como comento más adelante) se ha convertido en una trampa…mortal.

No me gusta aburrir con cifras, pero un par de ellas ilustran la situación:

-       Los pagos de los intereses de la deuda (35.000 millones de euros) y el subsidio de desempleo (otros 30.000 millones) se meriendan entre ellos solitos 65.000 millones que equivalen a los recortes que se están poniendo sobre la mesa. La cuestión no es saber cuando reduciremos el porcentaje de Deuda sobre el PIB sino cuando superaremos el 100% (en algún momento entre 2014 y 2015)
-       Ahora cotizamos 16 millones de personas. Tenemos 5 millones de parados y 9 millones de pensionistas. Saca conclusiones.


Afortunadamente la sociedad se está dando cuenta (aunque le cuesta) de dónde reside el principal problema: en nuestra clase política.

Han convertido la administración pública en una empresa privada de la cual ellos son los principales accionistas. Se “reparten dividendos” que terminan en Suiza, colocan a dedo a sus familiares, pagan los gastos de viajes, coches oficiales, etc.

Clama al cielo, como decía antes, que el BCE haya prestado 300.000 millones a la Banca española al 1% y que la mayor parte haya ido a parar a la compra de Deuda Pública al 5% y esos mismos políticos demagogos que emiten Deuda porque no quieren redimensionar la administración pública (su empresa familiar) piden “que fluya el crédito” lo que solo puede suponer dos cosas: que son imbéciles o que nos consideran imbéciles. ¡Ah! Y estoy hasta las narices de escuchar a todos los que dicen que no toda la clase política es igual y que generalizar es una injusticia. Todos los políticos….todos sin excepción….desde el Presidente del Gobierno hasta el último concejal de un pequeño pueblo tienen parte de culpa porque toleran y sostienen un sistema, la partitocracia, que en sí misma es una deformación sistemática de la democracia en manos de las oligarquías partidistas. Y cuando uno se afilia a un partido lo sabe (o tiene menos luces que un barco pirata).

Y hablando de barcos: en el puente de mando, en medio de esta tormenta perfecta…un registrador de la propiedad que lo primero que hace todas las mañanas al despertarse es coger su iPad y mirar si a su (ex?) tesorero le ha dado un ataque de sinceridad. Las cúpulas dirigentes y el propio Consejo de Ministros adolecen de expertos en economía que puedan contribuir a la identificación de alternativas efectivas.

También las empresas tenemos parte de culpa. Llevamos 5 años de crisis y ya no nos acordamos de toda una década de bonanza en la cual sentamos las bases para nuestro propio calvario despilfarrando tremendos beneficios e incrementando salarios olvidándonos del concepto competitividad (un empresario paradigma de la ineficiencia me dijo una vez: ¿para qué necesito innovar y ser competitivo si gano 10 millones al año?) Aquellos polvos trajeron estos lodos. La inversión en I+D inexistente, la formación de las personas ridícula, la inversión en tecnología escasa (un ladrillo era mucho más rentable que un microprocesador) y la innovación una cosa de frikis…. Y así ahora nos luce el pelo. No, no estoy diciendo que causáramos la crisis. Estoy diciendo que si no salimos de ésta, tendremos que hacer también autocrítica. Quebrar una empresa es algo grave, pero mucho más lo es no aprender de los errores.

Y por supuesto, un tercer “culpable” (junto a los políticos y las propias empresas) es nuestra moneda única. Cuando celebramos la entrada en el Euro la euforia impidió que vislumbráramos sus amenazas. Hoy nos preguntamos como fuimos tan ingenuos a la hora de pensar que podríamos formar parte de una misma zona monetaria junto con Alemania (con la cual nos atan tremendos lazos culturales, compartimos similares tasas de productividad, inflación y gozamos del mismo equilibrio fiscal) pero la realidad es que el 1 de enero de 2002 cuando aquellos billetes y monedas bicolor llegaron a nuestras manos, nadie imaginaba las consecuencias que esta nueva moneda podrían acarrear para nuestra economía. Con una situación que exige devaluar y una moneda que nos lo impide. Es ahora cuando nos preguntamos quién y por qué nos condujo narcotizados hacia la moneda única (y para identificar a los responsables solo hay que mirar hacia el centro de la UE). Muchos se preguntan si el Euro está en peligro. Tranquilos. “Los políticos salvarán el euro a toda costa; pero están destrozando Europa” (“El Mundo”, 9/02/13: entrevista con el economista alemánHans-Olaf Henkel”)

Una moneda trampa que nos impide devaluar; las decisiones de muchas empresas en las épocas de bonanza que les conducen hoy de forma inexorable a la insolvencia. Y lo que es peor, la pasividad de nuestro gobernantes que conducen al país….a la misma situación.

Se paciente, piensa y actúa.