Se ha producido un error en este gadget.

lunes, mayo 15, 2006

Una noche en un hotel-cápsula

Cae la noche y brilla el neón en Tokio, la ciudad más poblada del mundo, con 26 millones de habitantes. Los establecimientos comerciales del barrio de Shinjuku rugen de actividad. Las bocas de metro engullen a mujeres y niños de camino a casa y escupen a decenas de miles de ejecutivos y trabajadores trajeados. Las corbatas lacias y la mirada perdida. Una extraña metamorfosis se apodera de las calles a medida que avanzan las manecillas de los relojes. Los bulliciosos comercios echan sus persianas, los jóvenes se dispersan y una sórdida atmósfera se apodera de gran parte de la zona. Una hora después, Hiroshi se encuentra descalzo en el vestíbulo del Green Plaza Shinjuku, el mayor hotel-cápsula de Tokio. Y del mundo.


El precio –4.300 yenes (31 euros)– da derecho a Hiroshi a pasar la noche en una cápsula, a guardar sus pertenencias en una estrecha taquilla en la que le esperan la yukata (el tradicional albornoz japonés) y una toalla, y a hacer uso de las instalaciones colectivas del hotel, que se publicitan como propias de un establecimiento de cuatro estrellas. Junto a medio centenar más de hombres silenciosos, cambia su traje por el albornoz, la única vestimenta permitida en el interior del hotel. Con las zapatillas de celulosa en las que luce el logo del Green Plaza, Hiroshi recorre interminables pasillos repletos de cápsulas que dan la sensación de encontrarse en un cementerio. Filas de dos pisos de nichos. Un piloto verde encendido avisa de cuáles están ya alquiladas, aunque la mayoría de ellas tiene recogida la esterilla de bambú que hace de puerta, y aparece vacía. Busca su cápsula, la 2136, y se introduce en el pequeño cubículo amarillo: 1 metro de alto, 1 de ancho y 1,90 de largo.

Te recomiendo leer este artículo de El País Semanal. Japón es uno de los países tecnológicamente más avanzados del mundo pero, ¿a qué precio? ¿merece la pena someterse a una disciplina laboral con jornadas de 12 horas para convivir como robots en una claustrofóbica habitación-cápsula? No me extraña que la tasa de suicidios se haya disparado en el Imperio del Sol Naciente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

HOLA...

ES IMPRESIONANTE VER COMO HAY DIFERENCIAS EN LAS CULTURAS Y SOBRE TODO COMO SE CREAN CADA DIA MAS SERVICIOS AL MENOR COSTE POSIBLE. ESTUVE LEYENDO MAS SOBRE LA NOTICIA Y APARENTEMENTE ESE MODELO YA ESTAN PROXIMOS A TRASLADARSE A EUROPA. REALMENTE NO CREO QUE TENGA LA DEMANDA QUE TIENE EN JAPON. A PESAR DE QUE EL PRECIO POR NOCHE PUEDA SER A UN PRECIO BAJO, NO CREO QUE LA CULTURA EUROPEA ACEPTE EN SU TOTALIDAD ESTA MODALIDAD PROVENIENTE DE JAPON.

Anónimo dijo...

Hola mi nombre es ricardo, soy de Mexico y me toco vivir la aventura de estar en japon y en realidad podre recomendar en lugar de de una capsula llegar a un hostal que es mas amplio ya que no estas en ese pequeno huevo que te sientes como si estuvieras en un ataud, gracias por leerlo si nescesitas alguna ayuda mandame un correo rricardo80@hotmail.com

Eric dijo...

Muy bueno los temas de tu Blog te felicito.

Saludos

hoteles en panama