Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, abril 01, 2009

En un lugar de la Macha....

La comunidad manchega es conocida por las singladuras de su célebre hidalgo caballero, sus entrañables molinos, la textura de sus quesos….y su caja de ahorros.
La CCM se ha hecho más famosa de lo que los manchegos pensaban (y querrían). Y durante muchos años será recordada. “Aquí empezó todo….” Dirán algunos.

Porque el crujido del sistema financiero español solo acaba de empezar. “¡En vísperas del G-20!” –dicen algunos. “¡Qué papelón para Zapatero!”- dicen otros. La verdad es que a Zapatero lo de la caja manchega “se la pela” (con perdón). ¿Alguno imagina a Obama tomando un té con Gordon Brown y comentando…”oye…que movida en España con eso de la caja de Moltó”…y al británico respondiendo…”¿pero lo de Moltó no era una moto?”

Lo de la CCM no tiene ni punto de comparación con la intervención y/o rescate de los bancos estadounidenses, británicos, alemanes, holandeses… Y probablemente los presidentes de esos gobiernos ni hayan oído hablar de lo de la caja manchega
Pero como decía….es solo el crujido que antecede a la avalancha. Un ligero sonido que te sorprende cuando caminas por la ladera de la montaña y estimula a tus sentidos a correr y buscar refugio.

Eso es lo que debiéramos hacer. Correr y prepararnos para la que viene.
Nunca he sido muy bueno con los números (mis profesores me corregirían y dirían que más bien malo) pero lo de la regla de tres me lo sabía a la perfección.
Si con algo menos de 4 millones de parados tenemos una tasa de morosidad cercana ya al 4%....en el momento en el que el paro crezca un poco más y lleguemos a los 5 millones (al 20%)…la tasa de morosidad se duplicará.

La sangría del paro es infrenable…entre otras cosas porque nadie hace nada para evitarlo (no se toma una sola medida estructural y nos limitamos a esperar a ver qué pasa; y nos llevará por delante la avalancha) y algunos analistas prevén llegar a una tasa de morosidad del 9% (el analista Santiago López Día de CreditSuisse ha dicho hoy que a finales de 2009 llegaremos al 8%)

Pensemos en un escenario: 20% de paro; 5 millones de personas sin empleo (contando a los autónomos que no tienen trabajo, etc.); y una tasa de morosidad del 9%. Un escenario probable (salvo para los optimistas antropológicos).

En ese caso el efecto manchego se extenderá rápidamente a otras cajas; y bancos. Varios entrarán en pérdidas. Será necesaria una inyección cercana a los 100.000 millones de Euros (10 veces menos que en los Estados Unidos de América…pero demasiado para los Estados Desunidos de Iberia). Y no exagero…porque las previsiones de CreditSuisse hablan ya de 60.000 millones…


Las que más van a sufrir son las cajas, las más expuestas a las “subprime españolas” (hipotecas por el 120% del valor de la vivienda, a 50 años, para personas que en su día tenían contratos basura…y hoy hacen cola cada mañana en el Inem). Muchas tienen que mover ficha ya (¡No han escuchado el crujido de la nieve que anuncia la avalancha!) y comenzar a fusionarse (a tres…a cuatro…), vender sus participaciones industriales mientras sigan valiendo algo, emitir cuotas participativas, cerrar las absurdas sucursales de muchas de ellas lejos de su territorio….

Los bancos en general están menos expuestos al ladrillo (a la pinza formada por el promotor que está renegociando su deuda y el hipotecado en paro que no paga sus cuotas). Pero eso es “en general”; algún banco “en particular” necesitará urgentemente intervención, rescate, inyección….o lo que sea. Y muchos de ellos vender activos, recortar dividendos, ampliar capital….

Y mientras tanto…mirando a Londres. Así estábamos hace cinco meses….mirando a Washington. Allí se iba a refundar el capitalismo…y finalmente se acordó simplemente “volvernos a ver dentro de cinco meses….y esperar a que haya habido suerte”. Los pesimistas dicen que en el próximo G-20 se escenificará la tensión derivada de los puntos de vista discrepantes en el seno de la Unión Europea. Yo soy más optimista: no pasará nada. Nada de nada, ni mucho, ni poco…que diría Café Quijano. El principal acuerdo será “volvernos a ver después del verano….y a ver qué pasa”